Cartas de fútbol | El retorno
411
post-template-default,single,single-post,postid-411,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid

El retorno

Hola Juancar. Hay algo de Zinedine Zidane que me recuerda a Johan Cruyff. Y eso que el holandés volador no volvió (aunque en realidad nunca se fue) al banquillo, en este caso azulgrana. Regateó Johan la segunda parte para no empañar su obra y en eso le concedo la victoria a Cruyff. El Flaco prefirió ser el entorno y señalar los socavones que volver a mancharse las manos. Lo de Zidane, por tanto, demuestra una valentía enorme. Y un compromiso. Y una lealtad al club. ¿La duda que me corroe es si tras un tiempo volverá el idilio? ¿No hay que olvidar demasiado para dar una segunda oportunidad? Yo, como sabes, nunca confié en los impases.

Lo cierto es que el jarrón no parecía roto hace 9 meses. Sí se avistaban las grietas e incluso cierto deterioro propio del paso del tiempo. Nada que no pudiera subsanarse con una limpieza más o menos profunda y un cuidado diario. Pero en este tiempo el Real Madrid no solo ha roto su jarrón en mil pedazos, también ha perdido piezas que ya parecen irremplazables. El reto de Zidane, es por tanto, mayúsculo porque los vínculos siguen latentes con esa plantilla, porque las tardes de gloria encumbraron a ambos, porque para poder decir adiós hay que escuchar más a la cabeza que al corazón. En todo esto, además, me parece que arriesga más Zidane que el club. ¿Confías en que ahora sí le den plenos poderes para afrontar la reconstrucción?

Lo que sí ha cambiado ya es el estado de ánimo para el madridismo. Han bastado cuatro palabras del francés: “Vamos a cambiar cosas”, para que la desolación dejara paso a la ilusión. El terremoto parece haber alcanzado París, donde ya temen que Zizou sea capaz de seducir a Mbappé. Esa conquista, en cualquier caso, necesitará algo más que guiños de ojos.

¿Cuándo se puede confirmar que el fichaje de Coutinho es un rotundo fracaso? ¿Un André Gomes pagado a precio de lujo? Pocos habrán tenido más oportunidades en Can Barça y creo que a Valverde está a punto de agotársele la paciencia. La (pen)última oportunidad le llegará seguramente mañana para volver a suplir a un renqueante Dembelé. Está el Barça ante una oportunidad histórica de alcanzar la final del Metropolitano, aunque las reiteradas remontadas (las ajenas y las sufridas en carnes propia) deberían ser alerta suficiente. Han sido varias las sorpresas en esta Champions League y esta semana algún que otro favorito se quedará en la cuneta, como minimo Juve o Atleti y Bayern o Liverpool. No hay nada comparable a la Champions donde cada vez se penalizan con más crudeza los despistes.

Y con esta competición tan redonda, ¿cómo pueden querer crear una Superliga?

Para acabar, vuelvo a Cruyff, porque Johan me sirve para responderte a los conocimientos que atesoran los que habitan en la planta noble del fútbol. El Flaco apostilló la frase de “el dinero en el campo y no en el banco” cuando intentaba convencer a Núñez de los fichajes que tenía que hacer. Algo así debe haberle exigido Zidane a Florentino. En Barcelona, ya aseguran que Bartomeu se rascará también el bolsillo por De Ligt, y el PSG sigue enterrando sus opciones de conquistar Europa en marzo, por más dinero que fluya desde Qatar. El fútbol, ya sabes, que es cabezón y atiende a razones que la razón no entiende.

Un fuerte abrazo,

Emmanuel.