Partidas de ajedrez - Cartas de fútbol
424
post-template-default,single,single-post,postid-424,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid

Partidas de ajedrez

Hola Juancar. Siempre me fastidió no saber jugar al ajedrez, porque de alguna manera en los movimientos sobre ese tablero se esconden gran parte de los misterios de la vida. Se lo escuché una vez a Magnus Carlsen, cuatro veces campeón mundial de ajedrez y estos días he recordado otras de sus afirmaciones: “El análisis puede dar a veces resultados más precisos que la intuición, pero conlleva mucho trabajo. Normalmente hago lo que la intuición me dice que tengo que hacer”. En el Madrid, el primer movimiento ha sido intuitivo.

Antes de que la temporada terminara en un Jaque al Rey, Florentino Pérez se ha destapado con un movimiento maestro. No sé si él, pero alguien de su junta sabe mucho de ajedrez. Ese movimiento en L para sacar a Zidane de su retiro ha ganado la primera batalla, la de la ilusión. A lomos de ese caballo va subido la nostalgia y tres Copas de Europa. Por primera vez una pretemporada se juega en marzo y en el reloj del ajedrez no hay nada más valioso que ganar tiempo al tiempo. Sobre el tablero del Bernabéu se disputa ya la temporada que viene y tal y como marcan los canones, las blancas mueven primero. Es turno para que Zidane reconozca las piezas que quedan en pie e inicie a partir de ahí su reconquista.

En cualquier caso, hay que volverse a ver El Padrino II para recordar ¿por qué era tan buena? De otra forma no se entienden tantas segundas partes: Zidane, Caparrós-Monchi, Jémez

El fútbol español, de repente, se ha subido en el Delorean. Que es lo que lleva haciendo Messi durante toda su carrera rescatando los goles más icónicos del fútbol. Decía Marcos López en El Periódico que “Leo es la síntesis de los genios”. Por lo pronto, en el Villamarín reedito una falta de Koeman, apareció en el área para cobrar y marcar al estilo Ronaldo Nazario y se marcó su propio remake de la vaselina de Romario a Abel. Desde otro ángulo y con una sutileza que asusta, eso sí. A mi se me ocurre preguntarte ¿cuál será el no gol de Messi? ¿Qué acción se le resistirá? ¿Una chilena, tal vez?

Después de esto cuesta mucho hablar de campañas, por más que en la esencia de la frase dicha por Jordi Alba haya algo de verdad. Aunque el mismo discurso podría aplicarse cuando desde Barcelona se ningunean tres Champions consecutivas. Es la consecuencia de colocar el foco donde a uno más le interesa, y además así se alimenta un victimismo que en el caso de los grandes resulta recalcitrante. Y en medio de todo ello un periodismo tan necesitado de oxígeno que se agarra a cualquier bombona. Muchas de ellas (clickbait, infotainment, autoentrevistas en redes sociales…) ya las hemos tratado aquí. Son diversas formas de pegarse tiros en el pie. Una nueva fórmula es sacar pecho por una exclusiva otorgada a dedo. Algo así como festejar como tuyo un gol marcado en propia puerta. ¿Cuántas noticias crees que se publican en el periodismo deportivo actual por investigación y cuántas por felación?

Sé que el pase es envenenado, pero es que estas semanas de Selecciones dan para comerse demasiado la cabeza.

Un fuerte abrazo,

Emmanuel.