La vuelta al cole - Cartas de fútbol
550
post-template-default,single,single-post,postid-550,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid

La vuelta al cole

Buenas, Juancar. Vuelvo de la playa apresurado para llegar puntual a una Liga que ahora comienza un viernes. Antes los veranos duraban más y estos se acaban cuando el balón echaba a rodar oficialmente, cuando La Liga alzaba el telón y tú todavía no habías rellenado la mitad del álbum. Agosto agotaba sus tardes y no había líos con los horarios. Era la primera señal de que la vuelta al cole se aproximaba.

No parecía precisamente que el Barça y el Madrid llegaran con los deberes hechos al inicio del curso. Minutos antes de que los azulgrana se estrenaran en el campeonato conocimos que Coutinho se marchaba a Múnich, vía cesión. El brasileño, un fichaje ruinoso que dejará en anécdota a Overmars y Petit, presenció desde la grada el primer tedio azulgrana. Ni De Jong ni Griezmann consiguieron cambiar la cara a un equipo que sin Messi pareció anclado en el suspenso del año pasado, perdido como la noche de Anfield. Aquí fue la obra de arte de Aduriz la que acabó con ellos. Aritz adelantó el chupinazo del Aste Nagusia y desde ese preciso momento me gusta imaginármelo como a Kobe Bryant en su última temporada, recibiendo una ovación en cada campo.

Ninguna tan grande como la del Bernabéu, imagino. Ha tardado poco el Madrid en responderte. Nadie se hace mejor el despistado que él. Pero ¿se puede construir algo sobre la tierra quemada? ¿Puede ser el despecho el mejor combustible en busca de una reacción? Lo digo por Bale y James ¿recuperados? para la causa de Zidane. Y es que uno ya no sabe si las noticias que llegaban de la Casa Blanca eran espejismos veraniegos o pura combustión interna. Hay revoluciones que empiezan así, con una chispa en tu interior.

A estas alturas, y voy ya con tus preguntas, poco o nada importe quien fiche, si la dirección deportiva o el entrenador. Y menos en el Madrid, donde la línea se diluye tanto. Tampoco, una u otra opción asegura el éxito. Lo único claro, pese al inicio liguero, es que el Madrid necesita algún retoque sobre todo en el centro del campo. ¿Te has dado cuenta que ya no queda ni rastro del Madrid de los centrocampistas? Bueno sí, los tres de siempre. Van de Beek y, sobre todo, Pogba esperan también tu respuesta.

Sobre Neymar solo diré una cosa: Haga lo que haga parece más un problema que una solución. Y en ninguna de las tres ciudades (París, Barcelona y Madrid) cuenta con el apoyo mayoritario de los aficionados, reticentes a todo el atrezzo que rodea su fútbol. En eso si estoy de acuerdo con Valverde, uno no puede volver al cole sin saber qué libros tiene para el nuevo curso.

Pd: ¡Qué bueno es Joao Félix!

Espero que no se me haya notado mucho la corta pretemporada.

Un fuerte abrazo,

Emmanuel.