La Champions como regalo - Cartas de fútbol
588
post-template-default,single,single-post,postid-588,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid

La Champions como regalo

Hola, Juancar. Cuando era un niño siempre esperaba emocionado la llegada de la Champions. Los focos mediáticos, ese himno, los rivales (entonces) desconocidos y los nuevos estadios por descubrir representaban para mí todo un regalo. De hecho la primera jornada de la Champions suele coincidir, como ha sido este año, con mi cumpleaños. Aunque con el paso del tiempo tu equipo no siempre te regale lo que desees, la Champions mantiene ese brillo intacto de la niñez. La misma ilusión que supone abrir un presente.

Y como si fuéramos incapaces de imaginar lo que hay bajo el envoltorio, tuvo que ser el Valencia, quizá el equipo más en llamas de todo el panorama europeo, el único español que consiguiera la victoria. Siempre hay regalos inesperados.

En Alemania hay una expresión que se utiliza cuando alguien no es capaz de abrir un regalo, e incluso cuando lo hace excrupulosamente sin romper de manera apresurada el papel. “Jemandem auf den Keks gehen”. Me estás poniendo de los nervios, viene a significar. Algo parecido a lo que ocurrió con el Barça en Dortmund, quien estuvo todo el partido en la cornisa, aferrado a los imposibles de Ter Stegen. El mejor portero alemán de largo, se ponga como se ponga Hoeness. Al hilo de esto, ¿cuál es tu Top-5 de la portería?

Ansu Fati fue uno de los que intentó derribar el muro amarillo y por un instante pareció capaz de todo. De hecho sus compañeros le buscaron incesantemente intentando exprimir a las musas. Pero en Europa la inspiración y los regalos son más caros. Ni un Messi recién llegado pudo llevarse un presente a la boca.

No me olvido de tu pregunta. Con la sorprendente valentía que está demostrando Valverde esta temporada, imagino que Ansu Fati será su jugador nº12, el agitador del ataque cuando vengan mal dadas, el que recuerde al resto que la juventud es el mejor remedio frente al hastío. Devolverle al juvenil sería como arrebatarle su regalo el día después de su cumpleaños.

Viendo ayer al Madrid recordaba aquella frase de Bertolt Brecht que decía que “la crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”. Según ese axioma te pregunto, ¿cuánto tiempo lleva el Madrid en crisis?

No obstante, lo más preocupante para mí es el escaso poder de intimidación que representan los blancos en Europa, algo, por otra parte extensible al resto de equipos españoles. ¿No crees que hace tiempo que perdimos el paso en el Viejo Continente? ¿Que se juega ya a otra cosa?

Hasta que llegue tu respuesta voy a seguir abriendo regalos, a ver si me encuentro alguna victoria.

Un fuerte abrazo,

Emmanuel.