Emmanuel Ramiro Fernández, autor en Cartas de fútbol
3
archive,author,author-emmanuelrf,author-3,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid

Hola, Juancar. Ocurre siempre que hay fechas FIFA. La atención se nos desvía a otros ángulos. El balón deja de ocupar el centro de nuestras conversaciones y atendemos a lo accesorio, al extrarradio del fútbol. Algunos han hecho fortuna (mediática) en esos barrios donde no se patea un balón pero sí se airean los pelotazos de unos y otros. Son semanas en las que leemos con más o menos sorpresa los recuerdos galácticos de viejas glorias o nos damos cuenta de que literalmente el circo ha llegado al fútbol ¿o era al revés? Antes de asistir a esa función, antes de...

Hola, Juancar. ¿Cuánto mejor seríamos si a cada paso nos hicieran una lista con nuestros errores? ¿Cómo de fuertes seríamos si pudiéramos sacar nuestros miedos y no te cayera encima una catarata de críticas? A veces me gusta imaginar mi vida grabada en vídeo y yo me veo desde fuera, analizando mis movimientos y, claro, también mis errores. Ahora que los documentales de futbolistas se han convertido en una plaga, veo aún más necesario para ellos la ayuda psicológica. Los errores, habitualmente, no caben en esos productos audiovisuales. Al hilo de tu reflexión sobre el protagonismo de los entrenadores y...

Hola, Juancar. Me gusta medir el paso del tiempo en los once titulares. Es cierto que ya no es como antaño, cuando éramos pequeños y las rotaciones solo las ejercían los gimnastas. En aquellos equipos titulares recitados casi de memoria uno podía advertir cuando una pieza pedía paso o perdía peso, que suena parecido, pero es justamente lo contrario. El tiempo, ahora parece correr tan rápido como cambian las alineaciones de nuestros equipos, algunas con hasta ocho cambios de un día para otro. El tiempo también nos da señales inequívocas de su velocidad a través de las lesiones de Messi....

Hola, Juancar. Cuando era un niño siempre esperaba emocionado la llegada de la Champions. Los focos mediáticos, ese himno, los rivales (entonces) desconocidos y los nuevos estadios por descubrir representaban para mí todo un regalo. De hecho la primera jornada de la Champions suele coincidir, como ha sido este año, con mi cumpleaños. Aunque con el paso del tiempo tu equipo no siempre te regale lo que desees, la Champions mantiene ese brillo intacto de la niñez. La misma ilusión que supone abrir un presente. Y como si fuéramos incapaces de imaginar lo que hay bajo el envoltorio, tuvo que ser...

Hola, Juancar. Nadie cantaba las cuarenta como él. Durante un tiempo su voracidad en el área fue tan temida como su colmillo retorcido ante un micro. Samuel Eto'o se ganó a los culés a base de goles (es el único azulgrana junto a Messi que ha marcado en dos finales de Champions), se ganó incluso una vida extra (con Pep) y se reconcilió con el madridismo aquella noche de los aspersores, jugando como lateral. Ahora que ha anunciado su retirada, Messi le ha homenajeado con una entrevista cargada de titulares, cantando las cuarenta a su modo al club, aunque dejando...

Hola, Juancar. En nuestra más tierna juventud una saga de películas de terror adolescente hicieron fortuna. Imagino que las recuerdas, pues su traducción dio incluso para títulos de programas de televisión. La original se llamó en nuestro país Sé lo que hicisteis el último verano. El rosario de asesinatos, desapariciones y situaciones dramáticas te mantenían en tensión por más que imaginaras el presumible guión de los acontecimientos. En Barcelona se han empeñado este verano en hacer un remake y aún está por ver las secuelas que deja. El miedo es que todo (lo bueno y lo malo) se explique a...

Buenas, Juancar. Vuelvo de la playa apresurado para llegar puntual a una Liga que ahora comienza un viernes. Antes los veranos duraban más y estos se acaban cuando el balón echaba a rodar oficialmente, cuando La Liga alzaba el telón y tú todavía no habías rellenado la mitad del álbum. Agosto agotaba sus tardes y no había líos con los horarios. Era la primera señal de que la vuelta al cole se aproximaba. No parecía precisamente que el Barça y el Madrid llegaran con los deberes hechos al inicio del curso. Minutos antes de que los azulgrana se estrenaran en...

Buenas, Juancar. Los puzzles siempre se terminan en verano. Es la época del año donde el mundo del fútbol se pone patas arriba y las piezas son desparramadas por un tablero en el que agentes, representantes, directores deportivos y presidentes de clubes, intentan ordenar. Por más difícil que parezca las piezas, convertidas en futbolistas, terminan encajando tarde o temprano. Hay puzzles como el de Griezmann que tardan varios veranos en resolverse. Otro compatriota suyo, Mbappé, será el próximo puzzle caro. De edición para coleccionista. Ahora que Griezmann ha arribado por fin a la Ciudad Condal me he acordado de esa...

Hola, Juancar. Ha sido una semana para volver a escuchar a Sabina. Pocas canciones más redondas que la que da título a esta carta. En ella pensaba cuando los peores augurios se confirmaban con Luis Enrique. La familia vale más que cualquier puesto de trabajo, incluido el de ser el entrenador de todos. También nos cierran This is fútbol, un podcast que nació antes de los podcast. La idea machacona de Fernando Evangelio ha navegado durante 9 años por los mares de todo el mundo. Muchas veces a contracorriente, así que gracias por acercarnos el fútbol de otras latitudes y...

Hola Juancar. En estos días me he acordado mucho de Max Estrella, el protagonista de Luces de Bohemia, ese hiperbólico andaluz, poeta de odas y escritor venido a menos que gozó en algún momento de cierto reconocimiento. En la obra teatral escrita por Valle Inclán nos muestra su peregrinaje por un Madrid oscuro, turbio, marginal y sórdido. Junto a él aparece Don Latino de Hispalis, compañero de aventuras, Sancho Panza particular de esta historia. Una historia que inauguró el género del esperpento en 1920 y que casi un siglo después sigue más vivo que nunca. Solo hay que ver el...