Cartas de fútbol - Página 3 de 5 - ¿Se puede hablar sobre la vida escribiendo sobre fútbol?
0
home,blog,paged,paged-3,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid

Hola, Emmanuel. Una parte del madridismo ha vivido los dos últimos meses y medio como el Meursault de Albert Camus en ‘El Extranjero’: con una indiferencia suprema que elimina cualquier sentido de la existencia. Otro sector de la afición blanca se ha instalado en la indignación y pide decapitaciones en las plazas públicas de las redes sociales. Algunos han llegado incluso a dudar de Zidane, sin entender que al francés hay que empezar a valorarle por lo que haga a partir de hoy. Su tarea no era resucitar a un equipo sino engendrar una nueva vida. Bale tendrá que seguir...

Hola Juancar. La era del marketing sigue haciendo estragos. Recuerdo cuando en los años más oscuros del ciclismo, la época del Caso Festina o la Operación Puerto que pinchó más de una rueda, hizo fortuna la frase convertir a un mulo en un purasangre. El marketing se ha desvirtuado en algo parecido pero sustituyendo aquí las inyecciones de EPO por eslóganes de autoayuda. Y el fútbol, deporte rey sobre todo en los despachos, no podía escapar a esa lógica. La última campaña de marketing del FC Barcelona lleva por título La pilota ens fa més (el balón nos hace más) y...

Hola, Emmanuel. La temporada del Madrid es tan mala que ayer no fue capaz ni de aparentar un homenaje decente a Casillas. Unas camisetas de apoyo (como se ha hecho otras veces con jugadores lesionados que nada tuvieron que ver en su vida con el Madrid) y una pancarta poco trabajada me parecieron escasa muestra de cariño por parte de un club que todavía no ha aterrizado en los nuevos tiempos de la comunicación. La entrada en el Bernabéu fue de las peores en todo el siglo XXI y eso tampoco ayudó. Supongo que era demasiado trabajo poner entradas a precios...

Hola Juancar. Ayer me acordé de esa fantástica película que es Volver a empezar. Hay un momento, quizá el de más carga dramática de la cinta en el que Antonio Ferrandis utiliza el fútbol y a su querido Sporting de Gijón para desdramatizar su situación personal. "Antonio lo siento, lo siento mucho", le dice José Bódalo en un intento de reconducir la conversación al tema principal. "Si está bien, todo está bien, Roxu", le responde Ferrandis. Eso mismo nos dijo Iker Casillas, que todo estaba bien después de hacer la parada de su vida. Nunca es tarde para volver...

Hola, Emmanuel. Ayer recordé la frase de Leonard Cohen que me recomendaste hace ya algunas cartas: “A veces uno sabe de qué lado estar simplemente viendo quiénes están del otro lado”. Creo que muchos españoles han votado siguiendo esa estrategia. Pero hay otros, de todos los colores, que son de un partido político como lo son de su equipo de fútbol, confundiendo razón con sentimiento. De pequeños elegimos equipo por uno de múltiples motivos: la familia, un jugador, una victoria (o una derrota), el color de la camiseta… De adultos intentamos acomodar nuestros valores a los del club para intentar...

Hola Juancar. Ida Vitale realizó un viaje hasta su infancia para agradecer el Premio Cervantes, una manera como cualquier otra de homenajear a sus influencias, a esos afluentes que desembocaron en el océano de la escritura, donde ninguno navegó con tanto éxito como El Quijote. Ese universo cervantino empujó a esta uruguaya hacia la poesía y a mí me hizo recordar los días en que el balón, como un molino cualquiera, llegó a nuestras vidas para empezar a rodar con él. Supongo que ahí surgió el primer amor, el que no se abandona jamás. Luego nos alcanzó también la escritura,...

Hola, Emmanuel. Ayer vi que Carlos Bilardo, el seleccionador argentino campeón del mundo en el 86 y que padece una enfermedad neurodegenerativa, fue visitado por siete de sus jugadores en aquel Mundial. Y eso me hizo recordar una anécdota que contó Bilardo hace unos años. En la década de los 60, vino a jugar con Estudiantes de La Plata varios partidos a Europa. Entre ellos, un torneo en Pontevedra contra el equipo de la ciudad. El partido quedó empate a cero y después del lanzamiento de cinco penaltis y mantenerse el empate, el campeón se iba a decidir con una moneda: a cara o cruz, literalmente. Entonces Bilardo...

Hola Juan Carlos. ¿Dónde ponemos el límite? ¿Dónde plantamos nuestra barrera para frenar así cualquier tipo de acometidas? La frontera para mi es el insulto. Un peaje que soy incapaz de asumir, una línea roja ante la que se acaban los argumentos, un agujero de gusano en la educación de cualquiera. Se ha banalizado tanto el insulto que en ocasiones nos hiere más una pitada, una opinión distinta o una imagen, mientras los exabruptos pasan desapercibidos disfrazados de vigor, testosterona o simples calentones provocados por las altas pulsaciones. Todo esto, como ya imaginas, viene a cuenta de Diego Costa, quien dejó...

Hola, Emmanuel. Ya que has instalado el confesionario, pasaré por él: yo he tenido ansiedad. No me atrevo a decir tuve porque nunca sabes si te has librado de ella. De hecho, a veces se manifiesta levemente para recordarme que quizás esta guerra sea eterna. Cuando alguien sufre un pico alto de ansiedad, el pensamiento más optimista lo imagina tirado en el suelo tras haber sufrido un infarto. La ansiedad se manifiesta con un cúmulo de síntomas físicos y cognitivos, de los que absolutamente nadie está a salvo. Tampoco un futbolista profesional. Quiero hablar de este tema por las palabras de...

Hola Juan Carlos. Empecemos con una confesión: nunca me ha gustado hablar de dinero. A mi pudor inicial se suma la duda perenne de que si el que está enfrente acabará con la sensación de que lo que para mi es mucho para él es poco o viceversa. Y ante esa tesitura opto por firmar el empate y rehuir ese uno contra uno. De ahí que la famosa respuesta de Piqué en La Resistencia sobre su patrimonio y el presupuesto del Espanyol me pareciera poco elegante. Quizá ingeniosa (si tenemos en cuenta que el fin de semana había un derbi...